PRESENTACIÓN

PNGCEA DORADOS-40.png

Presentación

Sylvie Durán Salvatierra - Ministra de Cultura y Juventud

Un modelo de gestión para el patrimonio artístico

Sofía Soto-Maffioli - Directora - Museo de Arte Costarricense

El reto de la gestión de colecciones estatales

Rafael Venegas Arias - Responsable del proyecto

 

PRESENTACIÓN

Desde 1982, el Estado costarricense se ha dedicado a la adquisición de obras de arte a través de un número creciente de instituciones. Las piezas que conforman estas colecciones estatales constituyen un valioso legado de imágenes, ideas, sentimientos e ideales propios de nuestra historia como nación.

 

Salvaguardar y hacer vivir este patrimonio como parte integral de nuestra memoria colectiva es un reto que enfrentamos como Estado y sociedad. A nivel institucional, supone generar procesos que no se han desarrollado de forma paralela a su incorporación en el acervo de las instituciones y cuya atención debemos lograr hoy, en aras de su resguardo pero también de la mejora, modernización y normalización de la gestión pública.

 

Con el fin de avanzar en este sentido, el Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) presenta hoy, el primer instrumento nacional para la gestión y conservación de las obras de arte del Estado.

 

Este documento, elaborado desde la Dirección del Museo de Arte Costarricense, constituye la herramienta fundamental para la implementación de la Política Nacional de Gestión de Colecciones Estatales de Arte 2020-2030 (PNGCEA), un proyecto que arrancó en 2018 y que nos permite avanzar en la atención a nuestra Política Nacional de Derechos Culturales y su eje estratégico relativo a la protección y gestión del patrimonio cultural, material e inmaterial.

 

Este manual constituye una herramienta que propone, en detalle, un modelo de gestión integral, ecológico e innovador de atención de este valioso activo material y simbólico. A partir de su aplicación, la amplia gama de instituciones que poseen y deben velar por ese patrimonio, contarán con un marco común de trabajo para su gestión, conservación, enriquecimiento, atención y puesta en valor. Su aplicación permitirá así una administración transparente y normalizada del inmenso patrimonio artístico que forman las colecciones de obras de arte propiedad de la República.

 

Las generalidades sobre las diferentes etapas de la gestión de colecciones se encuentran desarrolladas en los capítulos que integran este manual. Ahí se detallan para las instituciones coleccionistas, los procedimientos necesarios para la protección y conservación de obras de arte. Entre los primeros resultados esperados de esta herramienta se proyecta la construcción de una base de datos sistematizada y actualizada de los bienes artísticos propiedad del Estado, información que se reunirá por primera vez para efectos de supervisión efectiva y contabilidad del Estado. Con estas herramientas se busca salvaguardar, organizar, conservar y difundir el patrimonio artístico de Costa Rica.

 

La Política Nacional de Gestión de Colecciones Estatales de Arte, y el presente manual, se inscriben en dos vertientes de promoción del patrimonio y la memoria.

 

Por un lado, la Década del Patrimonio Museológico 2012-2022 del Programa Iberoamericano de Museos (IBERMUSEOS), en preparación de la conmemoración de los 50 años de Declaración de la mesa Redonda de Santiago de Chile de 1972. La preparación constituye un periodo abocado al fortalecimiento de las instituciones museísticas de la región. Así, la Política Nacional de Gestión de Colecciones Estatales de Arte y el presente manual atienden los tres primeros puntos de la resolución de esta declaratoria, suscrita por Costa Rica en ese mismo año:

 

Declaración de la mesa Redonda de Santiago de Chile, 1972.

1. Que es necesario la apertura del museo hacia las otras ramas que no le son específicas para crear una conciencia del desarrollo antropológico, socioeconómico y tecnológico de las naciones de América Latina, mediante la incorporación de asesores en la orientación general de museos.

2. Que los museos intensifiquen su tarea de recuperación del patrimonio cultural para ponerlo en función social para evitar su dispersión fuera del medio latinoamericano.

3. Que el museo facilite en la mejor forma posible, el acceso a sus materiales y gestione (dentro de sus posibilidades), ante las instituciones públicas, religiosas y privadas, la posibilidad de acceso a sus colecciones.

Por otra parte, nos complace avanzar con esta herramienta de cara a la conmemoración de los 200 años de nuestra independencia. Entendemos que además de su dimensión celebratoria, ese momento debe llevarnos a una mayor conciencia y coherencia con los elementos que contribuyen a construir, actualizar y hacer accesible aquello que vamos consolidando como hitos de nuestra historia.

 

El modelo de gestión de colecciones estatales implica la acción coordinada y el esfuerzo de muchas instituciones. Supone fortalecer el ejercicio de la rectoría de la institucionalidad cultural en sus áreas de competencia. Frente a esta tarea, el Ministerio de Cultura y Juventud asume el compromiso de trabajar de manera conjunta con los jerarcas y actores de este proceso durante la implementación de este modelo.

Este paso se complementa con otros procesos paralelos en el marco de una visión integral: primero, que las personas interesadas en la gestión y restauración tengan un mayor acceso a espacios de capacitación; y segundo, que ampliemos la difusión y accesibilidad de nuestros acervos. Hemos avanzado en el primer objetivo a partir del trabajo con la academia y la cooperación internacional. El segundo con el programa Ruta de Museos que desarrollamos conjuntamente con el Ministerio de Educación Pública; y a través de acciones de desconcentración con las que nuestras instituciones culturales centrales procuran honrar, cada día un poco más, su deber con la puesta en valor del conjunto del territorio nacional y nuestra diversidad.

 

El ordenamiento de las colecciones de arte del Estado es una condición indispensable para el conocimiento, valorización y disfrute de nuestro legado artístico y nuestra autoconciencia como nación. Este manual constituye el punto de partida de un proceso que requiere la participación activa y constante de los jerarcas institucionales, así como la coordinación y articulación de esfuerzos por parte del Ministerio de Cultura y Juventud, a través del Museo de Arte Costarricense. Es nuestro reto honrar la visión y el esfuerzo emprendido por nuestra sociedad, a través de las políticas públicas que permitieron, décadas atrás, la consolidación de las extraordinarias colecciones con las que contamos hoy en día.

Sylvie Durán Salvatierra

Ministra

Ministra de Cultura y Juventud

 

UN MODELO DE GESTIÓN PARA EL PATRIMONIO ARTÍSTICO

El Museo de Arte Costarricense ha formulado el presente manual como una herramienta para el fortalecimiento y la valorización cultural, social, política y económica de las colecciones de arte del Estado. Este recurso permitirá a los agentes responsables de la protección de este patrimonio contar con un instrumento que reconoce su importancia y su especificidad, centrándose en instalar capacidades dentro de las instituciones.

 

El presente documento se escribió con el propósito de dar a las instituciones públicas una herramienta completa y actualizada que contempla los procedimientos propios de la gestión y conservación de obras de arte. A través de sus siete capítulos, se presenta un modelo de gestión bajo la forma de un cuerpo de información unificado y construido de manera detallada y accesible. Este modelo de gestión se fundamenta en los principios esenciales de la Política Nacional de Gestión de Colecciones Estatales de Arte: la accesibilidad, la flexibilidad, la sostenibilidad ambiental y la transparencia.

 

Con la implementación de un modelo adaptado a las necesidades locales, el país contará por primera vez con un registro completo y centralizado de los bienes artísticos muebles de propiedad estatal. Por medio de este modelo de gestión y supervisión, el Museo de Arte Costarricense asume la responsabilidad que le fuera encomendada por su ley orgánica de 1977, para asegurar la protección de las obras de arte del Estado. Un proceso como este no se limita a la constitución de un inventario, sino que requiere el desarrollo de acciones coordinadas sobre el mediano y largo plazo, involucrando competencias multidisciplinarias para el ordenamiento, documentación, investigación, restauración, conservación y exposición del patrimonio artístico estatal.

 

Esta Política y su modelo de gestión asociado surgen en un momento histórico en el que resulta de vital importancia la atención de colecciones de arte que se han incrementado de manera extraordinaria desde la promulgación de la Ley de Estímulo a las Bellas Artes Costarricenses en 1982. La ausencia de lineamientos claros para la conservación profesional, aunada al envejecimiento natural de las colecciones estatales, ha conllevado a un deterioro que debe ser atendido de manera urgente. Como bienes de naturaleza especial, tanto por su valor simbólico e histórico como por sus materiales constitutivos, las obras de arte requieren cuidados expertos y oportunos. Cada institución propietaria deberá velar por la atención de las colecciones que ha conformado a lo largo de los años, con la asesoría y bajo la supervisión del Museo de Arte Costarricense.

 

Las colecciones estatales de arte serán el testigo material de nuestra época. A través de este valioso legado construimos también la historia del gusto, de las ideas, y de la identidad. El coleccionismo público fomenta nuestro crecimiento como sociedad, generando espacios democráticos para la promoción y disfrute de la creación artística.

Sofía Soto-Maffioli

Directora

Museo de Arte Costarricense

 

EL RETO DE LA GESTIÓN DE COLECCIONES ESTATALES

El patrimonio artístico del Estado está integrado por numerosas colecciones distribuidas entre las diferentes instituciones que tutelan obras de arte. Es un deber de la Administración Pública velar por la protección y enriquecimiento de este patrimonio, el cual siempre debe estar al servicio de la ciudadanía. Para lo anterior, cada institución propietaria de bienes de esta naturaleza deberá procurar los cuidados necesarios para la conservación y puesta en valor de sus respectivas colecciones para que estas puedan ser disfrutadas por todos los costarricenses.

 

Desde la promulgación de la Ley de Estímulo a las Bellas Artes Costarricenses en 1982, el Estado ha conformado un robusto acervo de obras de arte. Con esta ley, el país brindó protecciones especiales a la creación artística que fortalecieron el sector cultural. Sin embargo, actualmente esta ley ha sido debilitada con la derogatoria de todos los artículos, menos el que establece la adquisición de obras de arte por parte de instituciones públicas.

 

El Museo de Arte Costarricense, encargado de la supervisión de estas colecciones por su ley orgánica, no había normalizado desde su fundación los procedimientos de esta supervisión. Por estos factores, y ante un patrimonio artístico que empieza a contabilizarse en centenares de obras distribuidas a lo largo y ancho del territorio nacional, el Museo, con el apoyo del Ministerio de Cultura y Juventud, ha desarrollado el presente manual como una herramienta para sistematizar y organizar la gestión de las colecciones públicas de arte.

 

Este documento no pretende ser una guía exhaustiva y profunda, ni un riguroso compendio de información relativa a la gestión y conservación de colecciones y bienes artísticos. Este manual presenta un modelo de gestión diseñado para la aplicación se adapte a la realidad en las instituciones coleccionistas costarricenses. El objetivo principal de esta herramienta es brindar a funcionarios públicos, que son responsables de bienes artísticos, las instrucciones generales para garantizar la correcta conservación de estos. La finalidad del manual es ser un punto de partida claro y de fácil compresión para sensibilizar, capacitar y brindar destrezas en materia de gestión de obras de arte a las instituciones y funcionarios tutelares. El manual fue formulado como un documento de consulta permanente.

 

Otro objetivo importante de la implementación del presente manual, y su directa relación con la Política Nacional de Gestión de Colecciones Estatales de Arte (PNGCEA), responde a la integración, en 2016, de Costa Rica al Programa Iberoamericano de Museos (IBERMUSEOS), siendo el primer país centroamericano en unirse. Así busca cumplirse con lo establecido en la Declaración de San José, producto del IX Encuentro Iberoamericano de Museos, realizado en San José, Costa Rica en noviembre de 2016. En esta declaración se establece la necesidad de:

 

1. Salvaguarda del patrimonio museológico iberoamericano: con la insistencia en el fortalecimiento de inventarios y registro de colecciones para su protección, la generación de políticas públicas que fortalezcan la conservación preventiva de bienes culturales, la creación de una plataforma digital común relativa a la conservación y restauración de bienes culturales para la capacitación y actualización de los profesionales del sector; y la promoción de legislaciones en materia de Museos y Patrimonio Cultural.

2. Fortalecimiento de la labor educativa de los museos: Potenciar el inherente carácter educativo de los Museos, como ejercicio de reconocimiento, protección y puesta en valor del patrimonio cultural iberoamericano y la memoria social.

3. Modelos de gestión: abordando la práctica de la gestión de manera integral considerando el museo como un espacio complejo de gestión, salvaguarda, investigación y comunicación de la memoria; la implementación de modelos de gestión enfocados en materia de colecciones.

 

El reto de la gestión de colecciones reside en la articulación de esfuerzos por parte de las diversas instituciones que, bajo la supervisión del Museo de Arte Costarricense, procurarán la correcta gestión y conservación de las obras del patrimonio estatal. El éxito de este modelo de gestión depende de la acción conjunta y de la aplicación eficiente de las herramientas construidas para las instituciones coleccionistas, mediante la participación activa de los actores involucrados.

 

Este modelo de gestión no solo se enfoca en la conservación de los bienes artísticos. Se aborda de manera integral el rescate de la información documental asociada a cada una de las obras de arte de las colecciones estatales, con el fin de que estos documentos sean organizados y protegidos. Todos estos esfuerzos serán los cimientos para la consolidación y puesta en valor de las colecciones, ya no como piezas de una institución particular, sino integradas a la historia del arte nacional, y al servicio de la construcción de la identidad costarricense.

Rafael Ángel Venegas Arias

Gestión de Colecciones Estatales

Museo de Arte Costarricense