IMG_3383.2.jpg

Fotografía: Ulises Rivera, 2021

MURAL CONMEMORATIVO DEL BICENTENARIO

El Museo de Arte Costarricense presenta la intervención artística conmemorativa del Bicentenario de la Independencia de la República (1821-2021), pintura mural efímera realizada por el artista Ulises Rivera “Ulillo”, que engalana las fachadas del edificio del Antiguo Aeropuerto de La Sabana, hoy sede del Museo, y que cuenta con declaratoria de patrimonio.  

 

El mural, llamado “Naturaleza Libre”, es una pintura abstracta de grandes dimensiones que se inspira en los colores de su contexto inmediato: el Parque Metropolitano La Sabana, realizada por Ulises Rivera. La pintura recubre las paredes externas del Antiguo Aeropuerto y nos invita a una experiencia nueva sobre el patrimonio, un instante en el que el arte actual y la arquitectura histórica se fusionan para conmemorar tan importante evento histórico.

Ulises Rivera es el primer artista en realizar una intervención artística sobre soporte arquitectónico patrimonial con permiso del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural y la primera obra inmaterial legalmente adquirida para una colección pública en Costa Rica.

ARTE DEL BICENTENARIO

El Bicentenario de la Independencia es una extraordinaria oportunidad para conmemorar los ideales de libertad que caracterizan a Costa Rica. Pero ser independiente va más allá de la estructura política que nos organiza como país, es el motor que nos hace libres, en todos los sentidos de la palabra. La libertad es el cimiento de nuestra sociedad y uno de los derechos fundamentales del ser costarricense.

 

Nuestra relación y responsabilidad como ciudadanos con la naturaleza nos ha definido como sociedad. Costa Rica es referente internacional por su biodiversidad, y es precisamente en esa pluralidad y significancia de los recursos naturales desde donde se ha construido gran parte de la identidad nacional.

 

Naturaleza libre es una intervención artística celebrativa que busca generar experiencias en el espectador y crear una nueva y temporal relación con la historia, en este caso, con uno de los edificios patrimoniales más significativos del país. Este edificio, simbólicamente fue nuestra puerta de acceso al mundo y que desde hace más de 40 años es el Museo de Arte Costarricense.

 

Un espacio de confluencia creativa y de rescate de los valores plásticos y conceptuales que históricamente ha cimentado la idea de lo nacional, y que se transforma en un lienzo para nuevamente explorar y renovar las nociones del ser costarricense. Esta intervención artística busca enriquecer la experiencia cotidiana y fortalecer la relación que tenemos con nuestra historia y patrimonio.


Concebida como una obra de carácter efímero, Naturaleza Libre permitirá actualizar nuestra mirada y percepción del edificio histórico con un carácter festivo que recurre a la naturaleza como motivo de inspiración.

MAC 8.jpg

Fotografía: Mauricio Bolaños, 2021

EL EDIFICIO HISTÓRICO

El edificio que alberga hoy el Museo de Arte Costarricense, fue otrora el Aeropuerto La Sabana, la primera terminal aérea internacional de Costa Rica. Este edificio fue diseñado en 1937 por el célebre arquitecto costarricense José María Barrantes Monge, durante la Administración de León Cortés Castro, se inauguró el 7 de abril de 1940, y continuó funcionando hasta 1955.

Esta joya arquitectónica fue concebida en estilo neocolonial, guardando relación con su contemporáneo aeropuerto La Aurora de Guatemala, y las ya prácticamente desaparecidas residencias del Paseo Colón. Es un edificio de dos plantas con una torre de 25m de altura. Gran parte del inmueble está cubierto por tejas de barro cocido, pero tiene con una serie de terrazas que originalmente servían de mirador para vislumbrar los aviones que llegaban a la terminal. El edificio está construido en concreto armado, cuenta con herrerías decorativas y acabados en maderas preciosas, llegó a albergar un restaurante, y fue todo un lujo para la época, siendo el edificio más costoso de dicha administración.

Fotografías históricas del antiguo Aeropuerto La Sabana, hoy sede del Museo de Arte Costarricense

DE AEROPUERTO A MUSEO

Después del cierre en 1955 como aeropuerto, el edificio entró en un período de abandono, recuperándose en 1977, cuando fue entregado al recién fundado Museo de Arte Costarricense. El inmueble fue declarado patrimonio histórico-arquitectónico el 11 de diciembre de 1986, por el  Decreto #17338-C, publicado en el Diario La Gaceta #235. 

La siguiente intervención del edificio fue en 2009, durante la dirección de Eduardo Faith, que le permitió recuperar unidad, así como un proyecto de ampliación que nunca se llegó a ejecutar. Desde entonces, el edificio solo ha recibido atenciones puntuales para asegurar su conservación.

El edificio previo a la intervención. Imágenes por Aerial Shutter, 2017.

Fotografía: Mauricio Bolaños, 2021

EL ARTISTA

Nacido en 1984, Ulises Rivera López “Ulillo” es un artista contemporáneo que apuesta por la integración del arte y la arquitectura y realiza pinturas en soportes callejeros recuperados en la ciudad de San José, en puentes, edificios abandonados o deteriorados y otras estructuras. Su producción artística comprende murales en gran escala, en exteriores e interiores, así como proyectos comisionados y produciendo obras en estudio de mediano y gran formato.

 

Con formación académica como diseñador gráfico, basa su estilo en la exploración y observación del entorno, capturando las formas y colores, desde lo artificial hasta lo natural, creando un estilo abstracto geométrico.

Su trabajo se enfoca en la revitalización de diversos espacios urbanos mediante creaciones artísticas que buscan modificar nuestra experiencia del espacio y de la ciudad. La búsqueda de la cotidianidad urbana lo llevan a producir arte no contaminante. Un arte que acompaña al espectador anónimo con la intención de generarle sensaciones y experiencias.

La abstracción geométrica es el lenguaje propio de la exploración plástica del artista Ulises Rivera López “Ulillo”, quien interviene en espacios urbanos que, aunque visibles y públicos, pasan inadvertidos, y que por la voluntad creativa del artista se re-descubren generando nuevas percepciones y experiencias en el contexto urbano. Su trabajo se aborda desde los planteamientos del Street-Art y del diseño gráfico, que en los últimos años han tomado una importante relevancia en el contexto costarricense y global.

Museo 53.jpg

Fotografía: Mauricio Bolaños, 2021

LA OBRA

La intervención artística consiste un mural de más de 380 m2, la obra de mayores dimensiones de un artista con una experiencia en grandes formatos, y que forma parte de la serie Microclimas, que consiste en apropiaciones de formas botánicas sintetizadas geométricamente, que se inspiran en la cotidianidad y los cambios repentinos del entorno en el que vivimos.

 

La obra aspira a generar experiencias desde el color y la geometría, con la voluntad de insertarse con un lenguaje contemporáneo en la construcción de un diálogo en el que los espectadores cuenten con una genuina y libre interpretación de lo que la libertad y la naturaleza resignifican en el marco de un contexto de celebración nacional. Busca dar un sentido propio a un elemento nuevo, ahora introducido en una realidad donde podemos compartir, apreciar, valorar, debatir, cuestionar, rechazar o celebrar un objeto en común.

MAC 50.jpg

Fotografía: Rafael Venegas, 2021

EL PROYECTO

El proyecto de Conmemoración del Bicentenario consiste en una intervención integral del edificio patrimonial. Por una parte, el proyecto involucró la creación del mural “Naturaleza Libre”, y por otra, el remozamiento y puesta a punto del edificio patrimonial del Antiguo Aeropuerto La Sabana. Con el permiso RP-0064-2021 del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, se iniciaron las labores de atención arquitectónica del edificio: pintura, remozamiento de áreas verdes, sustitución de luminarias, demarcación, entre otras reparaciones urgentes del inmueble. Lo anterior, como proceso indispensable para que el edificio aloje correctamente el mural, regresando la dignidad e importancia de este importante edificio histórico en esta destacada conmemoración y celebraciones patrias. 

 

El proyecto del mural concluye un proceso de remozamiento integral del edificio patrimonial del Museo que se realizó paralelamente para poner en valor adecuadamente esta joya histórica. Un edificio antiguo que se interviene con una obra artística contemporánea enfrenta retos administrativos, técnicos y logísticos para que su revalorización y actualización sea respetuosa de su historia”, explicó Rafael Venegas, arquitecto e historiador del arte que lideró el proyecto y fungió como curador de la muestra.

 

El proceso de planificación y realización del mural tomó 7 meses de trabajos donde convergen el artista y el equipo operativo del Museo, bajo la coordinación del arquitecto responsable. Esta coordinación se llevó a cabo en el marco de un proyecto más amplio: la exposición “Recuperar y Reimaginar” de la cual el mural es parte. Esta exposición es resultado de un proceso de ordenamiento y conservación de obras de arte de diversas colecciones de instituciones públicas que el Museo implementa desde el año 2018. 

Museo de Arte Costarricense previo a la intervención, marzo 2021.

Video cortesía de Alonso Vicente, marzo 2021